martes, abril 15, 2008

ADOLFO MAZZONE....UN PIANTADINO DE VERDAD ( Hist. XXV ) Primera parte: Sus personajes



Hace apenas unos meses tuve un feliz encuentro aquí en Funes (donde actualmente resido) con Laura Mazzone, hija de nuestro querido y admirado colega, quien puso una sonrisa en millones de argentinos a través de sus dibujos con los tan conocidos personajes como CAPICUA, BATILIO, AFANANCIO y tantos otros, pero especialmente PIANTADINO allá por los años ‘40 y ‘50 y prolongándose por décadas debido a la popularidad de sus personajes.


Conocí a Laura durante la entrevista de un artículo para Mazzone en la revista DIBUJANTES, cuando jovencita y ya eficaz colaboradora de su padre, puesto que era ella la responsable de pasar a tinta la mayoría de sus historietas. En este encuentro después de tantos años, trajo como consecuencia un tema familiar para ambos: hablar de su padre y de sus famosas tiras cómicas y coincidió por casualidad que estaba organizada para esos días una exhibición de historietas con sede en Rosario y donde se rendiría homenaje a tan ilustre humorista (ver artículo adjunto) que felizmente yo también estaba invitado para asistir.

Para hablar de Mazzone voy a repetir el título del artículo en el número 5 (enero-febrero 1954) de la revista Dibujantes: ”Verdadero ejemplo de constancia y dedicación”. Estas palabras encierran toda la historia y la pujanza de un verdadero triunfador. Su sencillez, simpatía y gracia nos atrapó desde el momento que le conocimos. Durante la entrevista, siempre nos hizo sentir como al viejo amigo que hace rato no le veíamos y que regresaba para contarnos chistes, historias y anécdotas. El dibujo y la historieta eran sus temas y se entregaba de lleno absorviendo por completo nuestra atención.

El humorista nato que llevaba adentro dió paso al hombre de palabra serena, al que supo de mil luchas en el duro trajín que supone alcanzar la fama nos habló de sus comienzos: “Creo que hice de todo, o por lo menos dejé muy poco por intentar. Muchos oficios y muy pesadas herramientas pasaron por mis manos hasta encontrarme con lo mío “... y Mazzone lo logró. Pudimos apreciar como el gran humorista fue puliendo su “línea” que al principio era tremblequeada debido al manejo de pesadas herramientas, hasta la línea sutil y moderna que fue mejorando especialmente en el desarrollo de su nueva creación ­ el más famoso de sus personajes quien le llevo a la cosagración definitiva y el espaldarazo hacia la fama: PIANTADINO.


Laura me habla de su padre con ternura, de aquel hombre de familia, aquel que huía del reportaje o la nota profesional para hablar de sus amigos o las diabluras de los hijos menores. Del trabajo que realizaba en su propio hogar, del respeto y admiración que le tributaban otros colegas y el público en general, también de Piantadino, porque Mazzone era el reflejo de su propio personaje. Si su padre tenía que asistir a algún evento o reunión generalmente ella le acompañaba; pero cuando le pedían que dijera unas palabras, de repente desaparecía y la dejaba abandonada. ¡El era el verdadero Piantadino!

Mis recuerdos de Mazzone coinciden con los de Laura. Amable y sencillo. Por ser un profesional de larga trayectoria, siempre mantuvo su humildad y su gracia. La fama de haber tenido a uno de sus personajes que transpuso los límites hacia otros países de América y llevado a la pantalla gigante fue su orgullo, pero nunca se le subió a la cabeza. Creador prolífico, nos ha dejado una pleyade de personajes. Desde su primera historieta “CAPICUA”, aquel simpático muchachito devorador de quesos, quien hizo practicamente conocer a Mazzone le siguió “ PIANTADINO “ que pasó en el año 1944 a las páginas de Rico Tipo extendiendo su popularidad y agregando dos perso-najes secundarios: “BATILIO“ y “AFANANCIO”.

En la intimidad de su hogar, el incesante correr de su lápiz fue dando vida a nuevos personajes. Así nacieron: “TACAÑINO”, “FIAQUINI”, “MACOCO” y la ya mencionada sección “EL MINUTO FATAL” y “SABE, DON FULANO”, etc. Laura Mazzone posee colecciones completas de los mencionados personajes, originales a color y blanco y negro haciéndola responsable de preservar la memoria del inconfundible y talentoso humorista argentino: su padre, exhibiendo sus dibujos en galerías de arte y muestras especiales donde es requerida la presencia de estos personajes que han deleitado a varias generaciones de amantes del humorismo nacional y otros países más allá de nuestras fronteras.

Adolfo Mazzone desgraciadamente se nos “piantó”, pero por suerte nos dejó su legado.

Los saluda, como siempre, Laino desde Funes, cerca del Monumento a la Bandera.



Mi primer encuentro con Laura Mazzone después de casi medio siglo.


Un dibujo de Mazzone publicado en la revista "PAGINAS DE COLUMBA" en el año 1929.


Tira de PIANTADINO aparecida en "DIBUJANTES" comparando el personaje que cambio depurando su linea a traves de los años.


Cartoon del popular AFANANCIO.


También se hizo muy popular su MINUTO FATAL en Rico Tipo.


Aqui tenemos a nuestro simpatico competidor de los ratones, el devorador de queso...."CAPICUA".


Un mosaico en color de las populares tapas de revistas con los personajes de Mazzone.

3 Comments:

Anonymous Ed said...

¡Que lindo recuerdo! ¡Y muy merecido por cierto!
De chico me encantaban los personajes de Mazzone.
Siempre los tengo presentes.
¡Felicitaciones!

saludos

ED.

12:25 a. m.  
Blogger Oscar Grillo said...

Una delicia!

12:10 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Gracias Ed....gracias Oscar por los comentarios...pronto voy a publicar la segunda parte de su historia...Osvaldo

5:18 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home