domingo, julio 29, 2007

ROBERTO BATTAGLIA...Un Recuerdo Afectuoso (Hist. XIX)


Al hablar sobre el humorismo en Argentina es una obligación hablar de Roberto Battaglia. Sin él tendríamos un espacio vacío muy difícil de llenar.


Battaglia fue uno de los dibujantes humoristas de nuestro país que se mantuvo exitosamente por mucho tiempo. Fue maestro de gran talento en el manejo del lápiz con un estilo muy personal y un símbolo con su mente creadora. Sus personajes son todavía festejados por todos los que convivimos esa feliz época cuando semana a semana íbamos al kiosko de la esquina a buscar las revistas donde aparecían sus personajes como “Don Pascual”, “Egoisto” ,”Tartaletti”, ”Felipe” o los famosos “Mangucho y Meneca” que hasta sus nombres denotaban humor. No olvidemos tampoco a “María Luz”, personaje creado en el ámbito familiar e inspirado en su propia hermana Nora. No es coincidencia que todos estos caracteres poseían una dosificación agregada de vida y calor humano.


Así también era Roberto ... o None, como cariñosamente le llamaban sus familiares o sus amigos más afectuosos. Personalmente tuve la gran satisfacción de su amistad. Conocí no solamente al dibujante colega, también al ser humano. Hombre de modales serenos, su presencia emanaba el mismo calor que trasmitía a sus personajes y siempre lucía una leve sonrisa. Roberto Battaglia es el ser humano que se apoderó con sus personajes, la convivencia de la mayor parte de los argentinos amantes del buen humor; especialmente en una época donde se compartía el talento de tantos otros grandes como Ferro, Divito, Lino y Jorge Palacio, Landrú, Oski.


Pero más allá de sus dibujos que también engalanaban las portadas de la popular revista Patoruzú, Roberto combinaba talento y personalidad. Para hacer un poco de historia, recuerdo aquel día en las oficinas de “Dibujantes” que honramos a Battaglia junto a otro grande de las historietas, Eugenio Zoppi, para entregarles medallas recordatorias a estos dos talentos, ganadores de la preferencia del público, por los personajes “Mangucho y Meneca” y “Misterix”, respectivamente, en el “Ranking de Historietas” organizadas por nuestra revista. El evento se compartió con otros colegas y personalidades del mundo artístico.


No mucho tiempo después me alejaría hacia otros países y fue New York destino de reunime con mi viejo amigo Vic Martin. Con él fuímos una especie de anfitriones para la llegada de Bayón, Olivera, Francho y Roberto Battaglia que dejamos atrás nuestra patria con el afán de conocer y aprender, no necesariamente por necesidad de trabajo porque en esos tiempos vivimos lo que se consideró la Epoca de Oro del Humorismo Argentino y todos pertenecíamos a las editoriales o revistas más populares de ese tiempo, como Patoruzú, Avivato, Rico Tipo, Columba y muchas otras. En la ciudad de los rascacielos compartimos nuestra amistad pero las exigencias del trabajo no nos dejaba mucho tiempo para socializar, simplemente encontrábamos la oportunidad en forma esporádica. Es así que las tertulias que disfruté con Roberto eran por lo general en la tarde después de las horas de trabajo. Recién casado con Celeste, mudamos nuestro rumbo hacia New Jersey dejando atrás a mis compatriotas que también tomaron distintos destinos. Desde entonces, mis encuentros se tornaron esporádicos para dejar de verlos finalmente cuando cambié mi rumbo hacia el sur de los Estados Unidos, específicamente, Tampa en el estado de la Florida.


La lejanía y las obligaciones al trabajo fueron factores importantes de perder contacto. Esta fue una especie de despedida de mis colegas que quedamos diseminados en el país del norte. Así fueron pasando los años, y nunca más volví a tener contacto con Roberto Battaglia. Lo lamentable de esta situación es que en los últimos años, Battaglia se desconectó completamente al tomar un rumbo desconocido tanto para amigos, colegas y allegados. Tanto ellos como yo no hemos tenido una respuesta a tantos pedidos de curiosidad sobre el paradero de nuestro querido amigo hasta estos momentos que por contacto con su hermana Ana recibí la triste noticia que Roberto Battaglia ... None ... había fallecido hace dos años.


El destino hizo que perdiéramos a otro afectuoso amigo y colega de gran talento. Sólo me resta agregar un “Gracias Roberto” que has dejado para la posteridad tus dibujos y personajes que serán imperecederos.


En la búsqueda por una respuesta sobre el paradero de Roberto Battaglia, nuestro querido amigo Marcelo Niño estuvo también en la afanosa tarea de buscar información por lo tanto voy a transcribir sus comentarios:


“Tendríamos que comenzar la nota diciendo que Battaglia nació en el año 1923, sin poder especificar una fecha exacta. En ningún catálogo de muestra o libros de biografías de dibujantes consta en qué fecha nació este fenomenal dibujante, y claro está que esto tiene un porqué. Roberto Battalglia, eligió partir a los Estados Unidos junto con otros dibujantes como Osvaldo Laino, Vic Martin, Francho y Alfredo Olivera y poco se ha sabido de él desde su partida.
Desde hace un tiempo a esta fecha, no sólo yo intentaba saber qué era de la vida de Battaglia. Hhe recibido una cantidad importante de mails de diferentes colegas y familiares que intentaban dar con el paradero de Roberto. Un hijo de Sagrera (cuñado) que vive en España, la señora y los hijos de Sagrera que viven en Argentina, una sobrina que vive en Mar del Plata, etc., etc.
Yo intenté recuperar ese lazo de todas las formas, poniéndome en contacto con todos aquellos que en alguna oportunidad habían tenido contacto con el tan buscado Roberto Battaglia.
Ferro, quien era colega y amigo del maestro, se escribían seguido hasta que un buen día una de las cartas enviadas por Ferro, vino de regreso y así perdió su contacto. Laino, después que Battaglia se mudó a otra ciudad del país en que habitaban, quedó también sin contacto. Francho tenía la últimas novedades, pero no tenía ninguna dirección de donde estaba. Olivera tampoco estaba muy en contacto y así es que no quedaron rastros. Se me ocurrió llamar a la Editorial Quinterno, pero ellos tampoco sabían de su paradero.
En estos últimos días, se ha puesto en contacto conmigo un sobrino, Dario, que también estaba en la búsqueda de su tío. Nos comenzamos a escribir y yo le pasaba fotos y dibujos de su tío. El me comentaba de su tío "None", mientras yo intentaba saber si None era Battaglia. Y sí, era el mismísimo Battaglia a quien no sólo sus familiares lo llamaban así, sino que Roberto eligió firmar un chiste con este seudónimo. Y así continuó la conversación hasta que Darío me manda un mail diciéndome lo que ya todos nos imaginábamos, Battaglia falleció hace dos años. Este dato parte de la hermana de Battaglia quien se puso en contacto con la mujer del dibujante vía telefónica.
Y a raíz de este nuevo contacto es que podremos comenzar ahora diciendo que Roberto "None" Battaglia nació el 17 de febrero de 1923. Que partió, pero nos dejó un recuerdo imborrable a través de su obra, sus inmortales obras como “Mangucho y Meneca”, “Orsolino Director”, “María Luz”, que es una caricatura basada en la hermana Nora,madre de Darío. Sus formidables portadas de Patoruzú y sus grandes chistes sueltos. Nos dejó una gran lección de dibujo, con sus monos que tenían un movimiento sensacional. Nos dejó toda una obra que espero algún día a alguien se le ocurra recopilar para hacer el gran libro de Roberto Battaglia.


Gracias Darío

Marcelo Niño”


Los saluda, como siempre, Laino desde Rosario, Cuna de la Bandera



Nota aparecida en Dibujantes sobre el nacimiento de María Luz, contada personalmente por su creador.


Foto de familia donde aparece su hermana Nora en la parte superior derecha quien inspiró a Battaglia para su personaje de María Luz


Roberto "None" Battaglia en su mesa de dibujo en la Editorial Quinterno. A su lado un dibujo firmado con su seudónimo "None" como lo llamaban sus familiares y amigos íntimos.




Página de Dibujantes durante el reconocimiento y entrega de Medallasrecordatorias a Roberto Battaglia y Eugenio Zoppi por el triunfo desus personajes " Mangucho" y " Misterix " respectivamente.



Grupo asistente al evento, Parados vemos a Enrique Lipsik de laEscuela Panamericana de Arte, Alicia de la Vega, Helios Blomberg, Luis,A. Dominguez, yAlberto Breccia e invitados , sentados : Battaglia, Yo, Zoppi ySagrera.



Los felices ganadores del Ranking de Historietas organizado pornuestra revista , de izquierda a derecha: Dominguez, Zoppi, Yo,Battaglia y Sagrera.



Típica reunión de colegas donde estamos de Izq. a Der. Sagrera,Mottini, Blotta, Battaglia, Lovato, Ferro , Yo, invitado (escondido) yDiana Lester



Otro aspecto de nuestras reuniones sociales, de Izq. a Der., VilchezVera del programa "Dibujemos con...",Battaglia, Ferro, Sturla y Bayón.Al frente derecha,Pedro Seguí, yo conversando con Sagrera.

7 Comments:

Blogger Oscar Grillo said...

Con mi modestisima opinion debo decir que Cale, Divito, Battagia y Ferro estan en el panteon de lo mas alto del humor grafico argentino de todos los tiempos. Naturalmente, hay muchisimos mas, pero para mi estos son los que estan en la primera fila.
Un cordial saludo agradeciendo estas muy necesarias memorias.

6:27 a. m.  
Blogger César Da Col said...

Es una lástima que no exista un libro compilando el laburo de Battaglia...la gente de mi edad tiene vedada la obra de este genio, ya que no se republicó nada de él. Pude leer hace poco algunos de sus trabajos en Patoruzú, y el que más me impactó de verdad es el de la muchachada de oficinistas que vuelven loco (L-O-C-O) al Jefe...hacía mucho tiempo que no lloraba de la risa con una historieta. La obra se llama "Mordancio, Jefe y mártir", y es sublime.
Esos monitos "culones" que hacía Battaglia son de una gracia infinita. Un genio.

12:00 a. m.  
Blogger Historias del Pasado said...

Gracias por el comentario Oscar, muy acertada tu opinión. Sin duda Calé es un Grande con mayúsculas, y esta exhibición organizada por Marcelo Niño en Rosario, ha abierto la posibilidad para la generación joven de conocer personalmente de nuestro pasado, a aquéllos que fundaron una base sólida en el humorismo nacional

11:46 a. m.  
Blogger Ana Battaglia said...

Estimado amigo Laino:
Parece imposible que finalmente, mi hermano "None", Roberto Battaglia pueda tener su tan merecido recordatorio. Esto demuestra que ha sabido ser un gran ser humano y un maravilloso dibujante. Que mantuvo a través del tiempo la llama de la amistad, de usted por supuesto, que incansablemente trato de encontrar alguna pista que lo llevara a él, de Marcelo Niño que de igual manera busco durante años. Y por supuesto, mantener vivo el amor de su familia, que nunca lo olvido y no escatimó esfuerzos para localizarlo.
Lamentablemente, tuve que ser yo, la que recibiera la mala noticia. Pero bueno, lo importante en este momento, es que seguira vivo en el recuerdo de todos, gracias al bellisimo recordatorio que usted ha publicado.
Muchisimas, muchisimas gracias.
Gracias por ser amigo de Roberto, gracias por recordarlo con tanto afecto y respeto.
Mi agradecimiento también a Marcelo Niño.

Un abrazo enorme

Ana Battaglia

7:23 p. m.  
Blogger Diego A. Parés said...

Estimado Laino: Finalmente me entero por usted de esta penosa noticia. Soy admirador de la obra de Battaglia, su humor salvaje influenció a los (pocos) dibujantes de mi generación que lo leímos.
Fué un misterio su desaparición y ahora enterarme de esto me pone triste. Sigue siendo para mi un misterio que fué de su vida en Usa.
¿Siguió dibujando? ¿Publico allá? ¿A que se dedicó? ¿Por qué perdió contacto con la Argentina?
En fín, muchos interrogantes que ojalá algún día se develen.
Respecto de la revista Dibujantes quiero decirle que fué inigualable en su genero, para los que dibujamos sigue siendo una fuente de educación. Tengo unos pocos números y cada vez que encuentro alguno lo compro. Me maravilla leer los consejos a dibujantes jovenes donde cada tanto aparecía algún muchacho que después con el tiempo se convirtió en profesional.

¡Muchas gracias!

12:16 p. m.  
Anonymous k. battaglia said...

Estimados:
Es exceente encontrar este bello reconocimento al tio None, que ha sido un gran hombre y un excelente artista.
Fue muy gracioso que en esta busqueda de su paradero, en el unltimo tiempo nos hemos podido poner en contacto con familiares que sabiamos que existian pero no teniamos contacto, como por ejemplo Ana, una tia que contacte casi a mis 30 años.
Agradezco a Marceo Niño, a Ana y a mi hermano Dario.
K.kornijenko Battaglia

10:48 a. m.  
Blogger Sr.Cairo said...

Estimado Laino:
Formo parte de un grupo de personas que intentamos recuperar de algún modo (escaneando publicaciones, comprando material "raro") nuestro bagaje cultural oficialmente olvidado. Tenemos foros (en nuestro caso algunos foros de Columba) para discutir y restaurar y pasarnos material que no se edita.

A raíz de leer su nota sobre Battaglia, el genial Battaglia (recuerdo particularmente "Motín a Bordo" que me hacía "partir de risa" en Patoruzú), le escribo principalmente porque en los últimos tiempos observo que los norteamericanos (ni que hablar de belgas o italianos) han preservado sus historietas en libros recopilatorios. Ejemplos sobran: Winsor McCay, Chic Young, Harold Foster, Milton Caniff son sólo algunos de ellos.

Nosotros por otro lado, hacemos lo contrario. Tapamos nuestra historia. Creo que es necesario que exista una republicación de las obras de gigantes nuestros como Calé, Ferro, Battaglia, Ianiro, Oski, Cesar Bruto, Landrú, Lino Palacio (Flax), Jorge Palacio (Faruk), Massone, Quinterno, Divito, Garaycochea, García Ferré, Toño Gallo, Sendra, Limura, Broccoli, Cognini... y me olvido de muchísmos.

No nombro a Quino, Fontanarrosa o Caloi ya que, aunque sean merecedores de figurar en la lista, la obra de estos está ampliamente difundida dado que afortunadamente "vende" mucho.

Ud. como antiguo director de la revista Dibujantes, debe tener algún material y los contactos suficientes como para encarar este tipo de obra. Por favor, contactese con gente del gobierno, golpee las puertas necesarias. Pero no deje de tratar de llevar a cabo este proyecto porque si sigue pasando el tiempo perderemos todo y ya no será posible recuperar el material. Nuestras generaciones jóvenes deben creer que no se hizo nada en el campo del humor gráfico y eso es una lástima enorme porque no sólo hicimos mucho sino que dimos cátedra en muchísimos países con nuestra maravillosa escuela.

Independientemente de la política editorial de muchos (Quinterno vs Divito, Columba vs Record) creo que todos merecen un lugarcito en el Olimpo. No se los neguemos.

Saluda respetuosa y atte,
Marcelo H. Piñeiro
mhpineiro@yahoo.com.ar

11:54 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home